En el competitivo mercado inmobiliario actual, todavía me sorprende la poca cantidad de agentes que saben cómo comunicar la historia de su negocio inmobiliario a un comprador y vendedor de una vivienda. Las primeras impresiones cuentan, y debe estar preparado verbal y visualmente para contar su historia y por qué el consumidor debe usarlo a usted y no a la competencia. Poco después de comenzar en el negocio, desarrollé a falta de un nombre mejor, mi libro de alardes, que se ocupa de todas las citas de listado y las primeras reuniones con los compradores.

El contenido de mis libros está en constante evolución y se actualiza constantemente con información y ejemplos actuales. La primera sección tiene tantos listados activos, pendientes y cerrados como pueda encajar. Incluyo folletos inmobiliarios, postales y recorridos virtuales en CD-ROM. Incluya una variedad de precios y ubicaciones.

La segunda sección tiene ejemplos de anuncios en periódicos, artículos de revistas y serigrafías de mi sitio web y el de mis corredores para ilustrar los tipos de marketing que hago para una propiedad específica.

En tercer lugar, en mi libro de alardes están las tarjetas, cartas y correos electrónicos reales que tienen testimonios de clientes, tanto compradores como vendedores, sobre su satisfacción con mi negocio inmobiliario.

Por último, cualquier premio o trabajo sin fines de lucro que hago en la comunidad, me gusta señalar que retribuir a la comunidad es una parte importante de mi negocio. Una vez que un cliente lee mi libro, tiene una idea completa de los beneficios que aporto. Deje que su libro de alardes le ayude a contar su historia a los posibles clientes.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Abrir chat